Wuqinxi Qigong

Wuqinxi (Wu Qin Xi) Qigong.

     Wuqinxi Qigong de los Cinco Animales está basado en la más genuina tradición de las artes corporales chinas para la conservación de la salud. Wuqinxi Qigong, también conocido como «El Juego de los Cinco Animales del Dr. Huatuo» conforma un conjunto de ejercicios físicos y de respiración consistentes en la imitación de los movimientos de ciertos animales.

 

Wuqinxi Qigong. Significado de los Ideogramas.        

     En idioma chino Wǔ (五), significa cinco; Qín (禽)  significa «ave», «pájaro» y también «bestias»; y Xì (戏), significa «jugar», «divertirse» y también «representación teatral».

 

Texto extractado del CUADERNO PROFESIONAL DE APUNTES de la tabla WUQINXI del profesor Miguel Martín. Libro incluido en todos los seminarios profesionales de este trabajo. Disponible en la tienda.daoyin.es

 

El médico Huatuo, creador de Qigong de los Cinco Animales o Wuqinxi.

El médico Huatuo, creador de Qigong de los Cinco Animales o Wuqinxi.

Wu Qin Xi de Huatuo.        

     Basado en la más genuina tradición de las artes corporales chinas para la conservación de la salud, Wu Qin Xi o «El Juego de los Cinco Animales», es un conjunto de ejercicios físicos y de respiración consistentes en la imitación de los movimientos de ciertos animales.

     Los Cinco Animales de Huatuo o Daoyin/Qigong de los Cinco Animales es un método de Qigong Donggong (Qigong dinámico).

 

Wu Qin Xi. Orígenes.

     Wu Qin Xi fue compilado por Huatuo (145-220 d. C.), un destacado médico de la Dinastía Han del Este (25-220 d.C.), durante el periodo de Los Tres Reinos (三國, Sānguó. 220-280 d.C.).

     Siguiendo las teorías de funcionamiento de los órganos internos y de la circulación de la energía vital humana o Qi y de la sangre, Huatuo desarrolló su método sobre la base teórico/práctica de técnicas y ejercicios previos existentes tales como los contenidos en el antiguo Daoyin (导引).     

     Su inspiración principal vino a través de la cuidadosa observación y del estudio de las características físicas y de comportamiento de ciertos animales, tales como el tigre, el ciervo, el oso, el mono o la grulla.

 

     Antes de Hua Tuo ya se conocían otros métodos gimnásticos basados en los movimientos de imitación de los animales. El más conocido se denominaba Liuqinxi o Juego de los Seis Animales, un tipo de gimnasia basada en los movimientos del oso, la grulla, el pato, el águila, el tigre y el mono.

     

Wu Qin Xi. Observando la naturaleza.

Wuqinxi de Huatuo.

Wuqinxi de Huatuo.

     Huatuo observó que, en la naturaleza, para ejercitarse, muchos animales realizaban con regularidad ciertos movimientos a modo de danzas y juegos.

     Estos movimientos, dedujo, ayudaban a los animales a crecer y a fortalecer su constitución y su fuerza, así como otras destrezas innatas.

     Huatuo trasladó entonces los movimientos, las expresiones y el espíritu de cinco animales a su tabla de ejercicios con la finalidad de enseñarlos posteriormente para que pudieran ayudar a mejorar la salud de sus pacientes.

     Huatuo escribió un tratado en el que describía cómo practicar sus ejercicios. Su versión estaba compuesta por los movimientos del tigre, el ciervo, el oso, el mono y la cigüeña. Esta versión dio a su vez origen a otras versiones posteriores de la tabla.

Tras crear el conjunto de movimientos, el doctor Huatuo expresó lo siguiente a uno de sus discípulos:

 

     “Trabajar y ejercitar el cuerpo es bueno, pero no así sobrepasar sus límites. El movimiento de los órganos y de las vísceras eliminará gases y tu sangre habrá de fluir continua y vigorosa, eliminando enfermedades. Los herrajes de una valla jamás se corrompen debido al continuo movimiento. Los sabios nos enseñan cómo mantener la salud y alcanzar longevidad, si nos movemos como lo hacen las bestias en la naturaleza”.

 

Y añadía:

 

     “Cuando sientas molestias físicas, imita y practica el movimiento de los cinco animales y no dejes de hacerlo hasta sudar copiosamente. Esto hará que te sientas hambriento y tus músculos y tus articulaciones se beneficiarán”.

     

     El discípulo de Huatuo siguió los consejos de su maestro y practicó cada día los ejercicios aprendidos. Sobrepasó la edad de 90 años y conservó hasta entonces una buena vista, agudo el oído y completa la dentadura.

 

Wu Qin Xi, hoy por hoy.

     En el año 2002 la Asociación Estatal China de Qigong de Salud encargó la revisión completa del antiguo Wu Qin Xi a uno de los mayores expertos en la materia y estudioso de las teorías de Huatuo, el profesor Yu Dinghai de la Universidad de Deportes de Shanghai.

 

     Yu Dinghai simplificó una antigua versión existente del Wuqinxi, más extensa, vigorosa y cercana a las artes marciales en sus características de movimiento, creando una nueva versión de los cinco animales más asequible para los practicantes en general, pero conservando la esencia de las versiones antiguas.

 

Wu Qin Xi y Chinese Health Qigong Association.

     Health Qigong Wu Qin Xi Renovado forma parte del Nuevo Qigong compilado y lanzado al mundo en el año 2002 por la Asociación Estatal China de Qigong de Salud (CHQA) a través de sus escuelas oficiales mundiales, entre la que se encuentra la Asociación Española de Qigong de Salud (AEQS) introductora de Qigong para la Salud en España en el año 2004.

     Como el resto de las nuevas tablas de Qigong para la Salud de CHQA, Wu Qin Xi renovado se practica con música compuesta especialmente para este trabajo. La música tiene como finalidad que los practicantes obtengan sentido del ritmo a la par que se fortalecen físicamente. La música ayuda, igualmente, a inspirar e imbuir la mente en el espíritu de cada uno de los animales.

 

Wu Qin Xi y Dao Yin.

     El Dr. Hua Tuo basó sus ejercicios de imitación animal sobre la base teórico y práctica de técnicas y ejercicios previos existentes tales como los contenidos en el antiguo Daoyin (导引).

 

Daoyin (导引).

     Entre las tradiciones chinas y desde tiempos remotos, siempre han destacado aquellas que han prestado una atención especial a los ejercicios para el mantenimiento de la salud.

     Con anterioridad a los Periodos de Primavera y Otoño y de los Reinos Combatientes (770 a.C. a 221 d.C.), la imitación de los movimientos de los animales habría dado como resultado diversas prácticas de ejercicios físicos y energéticos.

     Daoyin, es un término antiguo que hace referencia a las primeras prácticas energéticas relacionadas con lo que actualmente conocemos genéricamente como Qi Gong o Chi Kung (氣功), descubiertas en China.

 

     Dao (导), significa conducir, guiar, en este caso el Qi (氣), o bioelectricidad corporal que impulsa la sangre y nutre los órganos a fin de preservar la salud por medio de la práctica corporal y los ejercicios respiratorios. Yin (引), significa estiramiento moderado, guiado, regulado.

     

     En tiempos antiguos, el término Daoyin significaba “prevenir y tratar la enfermedad”. La referencia más antigua que se tiene de los ejercicios Daoyin fue hallada en el capítulo Keyi (Acerando la Propia Voluntad) del libro clásico taoísta Zhuang Zi, perteneciente al periodo anterior a la Dinastía Qin (2100-211 a.C.), y dice así:

 

     “inspirar lo nuevo y escupir o viejo, imitando a un oso trepando y a un pájaro extendiendo sus alas para prolongar la vida”. “Tales son las prácticas de los adeptos al Daoyin y de aquellos que desean construir un cuerpo mejor y vivir tanto como Peng Zu”. (Peng Zu fué un sabio chino muy longevo).

     

     La historia muestra como los practicantes de Daoyin y de otras artes corporales chinas para la salud eran ya bien conocidos durante el periodo anterior a Qin, hace más de 2500 años.

     De acuerdo con las crónicas, los ejercicios Daoyin podían regular la circulación de la sangre y del Qi (氣) (bioelectricidad corporal), por medio de la respiración, así como mejorar la flexibilidad articular y la elasticidad muscular a través de los estiramientos. El antiguo Daoyin era, pues, rico en recursos para mantener y mejorar la salud.

     Changsha (長沙), es la capital política de la provincia china de Hunan (湖南). Entre 1972 y 1974, en las afueras de la ciudad, dentro del distrito de Mawangdui (馬王堆) (Montículo del Rey Ma), se excavaron dos tumbas de la dinastía Han (漢朝) (206 a 220 d.C), que contenían las momias del marqués de Dai (軼侯), de su esposa (Momia Lady Dai), y de su hijo.

     En los túmulos se encontraron utensilios de todo tipo, tales como armas, instrumentos musicales, de aseo, jarrones y jarras, vasos, copas y cucharas, abanicos, vestidos, etc. También se hallaron numerosos rollos de seda manuscritos (Mawangdui Boshu) (馬王堆帛書), sobre matemáticas, estrategia militar, cartografía, filosofía, trabajos médicos y astronómicos, con más de 120.000 caracteres legibles.

 

     Entre los rollos se encontró un trozo de seda con la representación gráfica de 44 figuras humanas, hombres y mujeres, realizando diferentes ejercicios gimnásticos: el Mapa Daoyin o Taoinn Tu de Mawangdui.

     

     Las imágenes, que aún conservaban su color original aún después de los siglos transcurridos, representaban en su mayoría figuras con las manos vacías que se acompañan de leyendas en caracteres; treinta y una de ellas identificables con la descripción de su utilidad contra las enfermedades.

 

     El trozo de seda tenía 140 cm de largo, por 50 cm de alto y contenía 4 hileras de figuras, algunas vestidas y otras con el torso descubierto, en clara actitud gimnástica. A su vez, cada hilera estaba compuesta por once figuras de alrededor de 9 cm de altura. Las figuras estaban coloreadas y perfiladas con un trazo grueso de color negro y cada una representaba a un practicante adoptando una postura o ejercicio diferente.

 

Dao Yin Tu mapa de ejercicios de Mawangdui

Dao Yin Tu mapa de ejercicios de Mawangdui.

   

     Los estudiosos del mapa clasificaron las figuras en cinco grupos o categorías, siendo uno de los grupos el compuesto por las figuras que representaban ejercicios de representación animal, tales como la postura del dragón volando, el halcón mirando, la grulla graznando, el simio chillando, el pájaro extendiendo las alas, y otras representando el oso, el gato, el perro, la golondrina o la postura del tigre o del leopardo. El mapa Daoyin o Daoyin Tu puede así considerarse como el padre y origen de la mayoría de las técnicas Qigong desarrolladas con posterioridad en China.

 

     Muchas formas de ejercicios para preservar la salud fueron surgiendo ulteriormente con evidentes conexiones con las imágenes encontradas en Mawangdui.

     Entre las más destacadas estarían Baduanjin (Los Ocho Brocados de Seda), Liuzijue (El Secreto de las Seis Pronunciaciones), Yijinjing (Tratado del Cambio Músculo-Tendón), y también Wu Qin Xi, prácticas todas con algún ejercicio fácilmente reconocible de entre las figuras de Mawangdui, demostrando así la evolución de estas técnicas a partir de la antigua carta de ejercicios.

 

Wu Qin Xi. Características.

     Wu Qin Xi renovado se centra, principalmente, en el fortalecimiento físico, pues sus ejercicios están basados en el Wushu o Kungfu, prestando especial importancia a la ejecución técnica de los movimientos que componen cada grupo animal.

 

     En Wu Qin Xi, la energía viene de la respiración. Duro o Yang, y suave o Yin, deben coordinarse durante la práctica. Trabajo físico y respiración guiada, todo supervisado por la atención mental o intención con un único objetivo: mejorar la condición física, la energía vital y alejar las enfermedades físicas y anímicas.

 

Daoyin Qigong Wuqinxi - El Juego del Ciervo.

Daoyin Qigong Wuqinxi – El Juego del Ciervo.

 

     Como el resto de las nuevas tablas de Qigong renovado de CHQA, Wu Qin Xi se practica con música compuesta especialmente para la tabla.

     La música tiene como finalidad que los practicantes obtengan sentido del ritmo a la par que se fortalecen físicamente. La música ayuda, igualmente, a inspirar e imbuir la mente en el espíritu de cada uno de los animales.

     Durante la práctica de los ejercicios es necesario coordinar la intención mental con los movimientos físicos, conjugando así lo externo (cuerpo físico), y lo interno (mente), en una sola acción.

     Imitar los animales de manera superficial no logra imbuir en el practicante el sentimiento del espíritu de cada animal. Mermado el entusiasmo que se debe poner en los ejercicios su efectividad también es menor.

     Las posturas y los movimientos correctamente realizados deben ser elegantes a la par que intensos, de modo que los efectos puedan penetrar profundamente en cada articulación y grupo muscular movilizado.

 

Wu Qin Xi Interno. Wu Qin Xi Externo. Yin y Yang.

Los profesores Yu Dinghai, compilador de Wuqinxi Renovado para la salud, y Miguel Martín, introductor de Health Qigong en España.

Los profesores Yu Dinghai, compilador de Wuqinxi Renovado para la salud, y Miguel Martín, introductor de Health Qigong en España.

     

     Los ejercicios que componen Wu Qin Xi son externamente suaves, pero internamente intensos, pudiendo ser definidos por medio del antiguo dicho de las artes marciales chinas: “puño de hierro en guante de terciopelo”, que hace referencia a la suavidad, agilidad y delicadeza externa de los movimientos en contraposición al poder interno que desarrolla la respiración, la concentración mental, el trabajo sobre la coordinación, el equilibrio, etc.

     La técnica de los ejercicios fácil de aprender y de recordar, siendo su práctica segura para todas las personas, incluso para los más mayores o convalecientes.

     En este sentido, todos los ejercicios pueden y deben adaptarse a la condición física de cada grupo de estudiantes o persona en particular.

   La experiencia ha probado que tanto la condición física como el ánimo mejoran después de practicar Wu Qin Xi durante un periodo corto de tiempo. De hecho, estudios realizados en China por la Asociación Estatal de Qigong de Salud han arrojado datos positivos en todos estos campos, observándose una mejora general tanto de la constitución física, como de las funciones orgánicas y del estado de ánimo de los practicantes.

 

Wu Qin Xi Tradicional. DVD el Juego del Tigre y del Ciervo.

     

     Como ejercicio semi-aeróbico, otros efectos positivos que han podido constatarse de la práctica continuada de Wu Qin Xi han sido la reducción del nivel de grasa corporal, especialmente en la cintura, así como la mejora del tono muscular en los glúteos y en las piernas o el incremento de la movilidad de las articulaciones, particularmente la zona lumbar, la cadera y en los cuatro miembros. 

 

Wu Qin Xi. La Mente Intención.

     Durante la práctica de los ejercicios que componen Wu Qin Xi es necesario coordinar la intención mental con los movimientos físicos, conjugando así lo externo (cuerpo físico), y lo interno (la mente), en una sola acción.

     Imitar los animales de manera superficial no logra imbuir en el practicante el sentimiento del espíritu de cada animal. Mermado el entusiasmo que se debe poner en los ejercicios su efectividad también es menor. Las posturas y los movimientos correctamente realizados deben ser elegantes a la par que intensos, de modo que los efectos puedan penetrar profundamente en cada articulación y grupo muscular movilizado.

 

Wu Qin Xi. Desarrollo.

     De acuerdo con el libro Crónica de los Hechos del Estado de Lü (entre el 722 y el 472 a.C.), Wu Qin Xi habría sido aplicado para el tratamiento de ciertas dolencias en las piernas.

     Así, algunas prácticas corporales, incluidas ciertas danzas y bailes, fueron ideadas con este propósito. Estas prácticas podrían ser consideradas como el embrión de muchas otras técnicas físicas y respiratorias desarrolladas por la cultura china a lo largo de los siglos.

     En el libro clásico taoísta Zhuang Zi, encontramos: “exhalar para deshacerse de la impureza, e inhalar el aire fresco, mientras se imita el paso de un oso y el modo en que un pájaro extiende sus alas, prolongará la vida”.

     Esta es la referencia escrita más antigua que se conoce en relación a imitar la forma de moverse de los animales salvajes. La creación de Wu Qin Xi es mencionada por vez primera en la biografía de Huatuo del libro Historia de los Tres Reinos, escrita por Chen Shou de la Dinastía Jin del Oeste (265 a 316 d.C.).

 

     En este libro, el autor escribe: “Hua Tuo ha desarrollado un grupo de ejercicios denominado Wu Qin Xi, a saber, primero el tigre, segundo el ciervo, tercero el oso, cuarto el mono y quinto el pájaro, a modo de ejercicios físicos y respiratorios para curar enfermedades y fortalecer los pies para poder caminar”.

     

     En el periodo de las Dinastías del Sur y del Norte (420 al 589 d.C.), Fan Ye (398-445), autor de Crónica de la Dinastía Han Tardía, realiza el mismo reconocimiento. Desafortunadamente, no existen ilustraciones de los ejercicios originales, ni diagrama alguno de la literatura antigua que haya llegado hasta nosotros en el que se muestre como practicar los ejercicios originales de Huatuo.

     Sin embargo, Tao Hongjing, calígrafo, poeta, médico y naturalista chino de las Dinastías del Sur y del Norte, en su libro Sobre el Cultivo de la Cualidad y la Prolongación de la Vida, hace una descripción de los ejercicios desarrollados por Huatuo.

 

     Dado que Tao Hongjing vivió tan solo 300 años después de Hua Tuo, su descripción de los ejercicios es admitida como fiel por los expertos pero, al no acompañar ilustraciones, la práctica de los ejercicios es difícil de interpretar.

     

     Tal deficiencia es compensada, en parte, en algunos tratados de la Dinastía Ming (1368 al 1644 d.C.), tales como La Médula del Fénix Rojo, escrito por Zhou Lüjing, El Milagroso Libro de la Longevidad de Cao Wuji de la Dinastía Qing (1644 a 1911 d.C.) o Esquemas Ilustrados para la Práctica de la Danza de los Cinco Animales de Xi Xinfan, en los que los movimientos son descritos detalladamente y acompañados con dibujos.

     No obstante, todas estas ilustraciones y descripciones parecen diferentes del trabajo de Tao Hongjing, en el que los movimientos físicos, la concentración y la actitud mental son minuciosamente descritas sin ilustraciones, y en el que los ejercicios físicos son, además, explicados en concordancia con la circulación Qi y de la sangre en el cuerpo.

     Todos estos libros y tratados antiguos han proporcionado, juntos, las claves para los estudios modernos sobre Wu Qin Xi.

     Durante sus más de 1700 años de antigüedad, la gimnasia de los cinco animales ha sufrido algunas etapas de transformación, habiendo sido adaptada al gusto de las diferentes escuelas de Qigong.

     Algunas de estas escuelas desarrollaron ejercicios de los animales en posición sedente, aunque pronto fueron sustituidos por las posturas en pie, de modo que pudiesen ejercitarse más grupos musculares y para que el efecto de los ejercicios se extendiese también a los órganos.

     Todas las escuelas aglutinan los principios fundamentales de imitación de los cinco animales descritos por Huatuo, combinando los movimientos físicos con ejercicios mentales y respiratorios.

     Igualmente, todas tienen en común conceptos como los de fortalecimiento de los músculos y los huesos, de mejora de la circulación de la energía y de la sangre, o de prevención de las enfermedades y mantenimiento de la salud para alargar la vida.

     

Wu Qin Xi. Dos Tipos de Ejercicios.

     Un primer grupo de ejercicios hace énfasis en los movimientos del tronco y de los miembros, para fortalecer la constitución corporal general. Este tipo de ejercicios son considerados como externos.

     El segundo grupo hace énfasis en los ejercicios mentales. Durante la ejecución de los movimientos físicos, la mente se concentra en las sensaciones corporales que cada imitación animal proporciona.

     Durante cada ejercicio, la mente debe inspirarse en el espíritu poderoso, sereno, ágil o delicado de cada animal y en sus características íntimas, para así poder escenificarlo y transmitirlo a cada ejercicio. Este tipo de ejercicios son considerados como internos.

 

Wu Qin Xi. Dos Tipos Más de Ejercicios.

     Todavía es posible dividir los ejercicios externos que componen Wu Qin Xi en dos nuevos grupos. Así, la práctica vigorosa de las técnicas de los animales se denomina boxeo de los cinco animales.

     Esta práctica está enfocada hacia la auto-defensa y es desarrollada profusamente en el Wushu o artes marciales chinas. Los ejercicios practicados de esta forma pueden ser también usados para mejorar la coordinación corporal y para tratar ciertas enfermedades por medio del auto-masaje que proporcionan los movimientos corporales.

     Por el contrario, si los movimientos son practicados de forma suave y grácil y la finalidad es la de proporcionar estiramiento suave y mejorar la constitución general del cuerpo y de la mente, los movimientos se denominan como danza de los cinco animales.

 

Wu Qin Xi. Orden de la Secuencia de Ejercicios.

     El orden de la secuencia de los ejercicios Wu Qin Xi fue ya citada en el libro Historia de los Tres Reinos. Cada ejercicio animal, tigre, ciervo, oso, mono y pájaro, contiene igualmente las dos variantes citadas en el trabajo de Tao Hongjing.

 

     En la versión renovada de la Asociación China de Qigong para la Salud se han añadido, además, varios movimientos o ejercicios complementarios.

     

     El primero es un ejercicio preparatorio o inicial, para ajustar el cuerpo, la respiración y la mente, antes del comienzo de la tabla. Otro ejercicio adicional, al finalizar los ejercicios principales, incluye masajes en la cara, respiración guiada y visualizaciones. Finalmente, se diseñaron e incluyeron movimientos de unión o intermedios de reajuste de la respiración entre cada juego animal.

 

Wu Qin Xi es para Todos.

     Wu Qin Xi es fácil de practicar y sus movimientos pueden adaptarse a cada persona en particular. Las personas de mediana y avanzada edad no encontrarán dificultad en la práctica de los movimientos, pudiendo igualmente obtener todo el beneficio y disfrute del ejercicio físico integrado con la respiración y el entretenimiento mental.

     Los conceptos básicos de Wu Qin Xi renovado han sido extractados de trabajos antiguos y modernos, siendo enriquecidos con el trabajo y experiencia de expertos en educación física, de estudios de cinemática (movimientos rectos, circulares, curvilíneos, etc.), de profesores de estética del movimiento y también de doctores de las teorías generales de la medicina tradicional china y de la circulación Qi en los órganos internos y en los meridianos.

 

     Los movimientos han sido diseñados para mostrar el coraje y robustez del tigre, la serenidad y equilibrio del ciervo, la constancia y firmeza del oso, la rapidez y destreza del mono y la agilidad y gracilidad del pájaro, cualidades todas éstas que deben gobernar el ánimo y el espíritu mientras se realiza cada juego animal.

 

Wu Qin Xi. La Práctica.

 

Movimientos simétricos, seguros y fáciles de aprender.

     Wu Qin Xi renovado para la salud trabaja la coordinación corporal y la simetría en los movimientos, lo que hace que la tabla sea especialmente fácil de aprender y de practicar. El esfuerzo aeróbico general requerido es moderado, y su intensidad puede ser adaptada de acuerdo con la constitución o fuerza física de cada practicante.

     En cada ejercicio existen partes dinámicas y partes estáticas que a su vez pueden dividirse en elementos menores para facilitar su aprendizaje.

     Por ejemplo, en el ejercicio el tigre eleva las garras, el movimiento de elevación y de descenso de los brazos, en lugar de un solo movimiento de ascenso y otro de descenso, el ejercicio puede dividirse en varias partes bien diferenciadas: 1. Presionar con las palmas y las garras hacia abajo; 2. Cerrar los puños y girar las muñecas. 3. Levantar las manos hasta los hombros. 2. Elevar los brazos por encima de la cabeza, mientras se extienden las garras. 3. Bajar las manos nuevamente a la altura de los hombros. 4. Descender y colocar las manos en la posición de inicio.

Wuqinxi el Juego del Tigre Estirando las Garras (Elevación).

Wuqinxi el Juego del Tigre Estirando las Garras (Elevación).

     De la misma forma, en este mismo ejercicio, la fuerza y concentración mental aplicada en cada paso varia y es diferente, siendo especialmente intensa y focalizada mientras se extienden los brazos al estirar las garras, y relajadas ambas cuando los brazos descienden.

Wuqinxi El Tigre Estira las Garras (Descenso).

Wu Qin Xi El Tigre Estira las Garras (Descenso).

     En cuanto a los ojos, como en el arte marcial interno Taijiquan, la mirada seguirá a la acción y la acción se encuentra en las manos.

     Esto significa que los ojos se mantienen predominantemente sobre el campo de acción de las manos.

     Así, tomando como ejemplo el mismo ejercicio el tigre eleva las garras, cuando las manos se elevan o descienden, la cabeza se eleva y desciende igualmente para seguir con la mirada el recorrido de las manos.

     Una vez asimilado el movimiento físico, la respiración debe ser ajustada al movimiento de los brazos. Tomando como ejemplo el mismo ejercicio se inspirará al elevar brazos y las costillas y se espirará al bajarlos. Finalmente, se incorporará al ejercicio la visualización y concentración mental en el espíritu poderoso del tigre.

Estirar y girar el tronco y los brazos. Flexionar las articulaciones.

     Wu Qin Xi es un tipo de gimnasia en la que el tronco debe girarse, flexionarse y extenderse en todos los ángulos y hacia todas las direcciones.

El profesor Yu Dinghai practicando Wuqinxi en Pontevedra.

El profesor Yu Dinghai practicando Wuqinxi en Pontevedra.

     

     La cintura se considera el eje y origen desde el cual se realizan todos los movimientos corporales, y también la clave para la coordinación del movimiento entre los cuatro miembros y el tronco, de forma que el movimiento de los brazos y de las piernas también ayude a incrementar el rango de movilidad de la columna vertebral para mejorar su flexibilidad y soltura.

     Los ejercicios de los dedos de las manos y de los pies están especialmente pensados para mejorar la circulación sanguínea y de la energía hacia las extremidades.

     Algunos grupos musculares, escasamente utilizados en la vida cotidiana, son especialmente atendidos con la práctica de Wu Qin Xi. Esto se hace evidente en ejercicios como ciervo mira su grupa, ciervo a la carrera, oso se sacude, simio se eleva sobre las patas o pájaro remonta el vuelo.

Movimiento interno y externo para relajar el cuerpo y concentrar la mente.

     Los sabios antiguos descubrieron que los ejercicios respiratorios impulsaban y mejoraban la circulación Qi y de la sangre, mientras que los movimientos físicos mejoraban las funciones de los músculos, tendones y ligamentos.

     Wu Qin Xi imita los movimientos y actitudes exteriores de los animales salvajes, pero también es importante recordar que los movimientos físicos externos deben ser regulados y guiados desde la atención mental interna y del espíritu de cada animal.

     La actividad externa en Wu Qin Xi debe obedecer y guiarse por la voluntad y el sentimiento internos. En la práctica de Wu Qin Xi se deben imitar tanto las características físicas, como las psicológicas de cada animal recreado.

Wuqinxi el Juego de la Grulla.

Wuqinxi el Juego de la Grulla.

     Así, robustez y coraje están presentes en el juego del tigre; serenidad y la calma en el juego del ciervo; estabilidad y constancia en el juego del oso; agilidad, astucia y viveza en el juego del mono y elegancia, flexibilidad y gracilidad en el juego del pájaro.

     Imbuidos en el espíritu de cada animal, la respiración debe coordinarse con el movimiento físico y la atención mental sobre los puntos de atención o zonas energéticas incluidas en cada ejercicio. Mantener el cuerpo natural y relajado durante la ejecución de cada movimiento ayuda a que la apariencia externa de los ejercicios sea suave y coordinada, mientras la intención mental impulsa a Qi y la sangre en todo el cuerpo.

Combinar ejercicio estático y dinámico. Alternar esfuerzo físico y recuperación.

 En Wu Qin Xi, imitar las posturas y movimientos de los animales mejora la flexibilidad general del cuerpo y de las extremidades y también la movilidad de los músculos, articulaciones y huesos.

     Los pasos de mayor calma y reposo, de naturaleza Yin o suave, se combinan con los movimientos más duros y dinámicos de naturaleza Yang o dura, y la clave para combinar ambos de manera armónica es la relajación mental y la respiración sosegada.

     Obtener un estado de calma general de la mente, en la práctica denominado rujing (入静) (penetrar en la serenidad), permite alcanzar la distensión corporal necesaria requerida para la ejecución correcta de los ejercicios y la óptima transición entre duro y suave.  La mente se mantiene relajada al tiempo que atenta, evitando toda distracción.

     Después de completar la tabla de ejercicios, es conveniente permanecer de pie y relajado, imitando un poste clavado en el suelo, firme y estático, mientras el cuerpo, la respiración y la mente se llevan a un estado de completa calma.

     La mente se recrea unos momentos en sucesivas imágenes de cada uno de los animales representados, tigre, ciervo, oso, mono y pájaro, mientras la circulación Qi se regula y hace evidente en todo el cuerpo. Alternando actividad y calma en el cuerpo y en la mente, combinando alternativamente dinamismo y quietud, ambos estados se refuerzan mutuamente para incrementar los efectos positivos de la tabla.

 

En la práctica de Wu Qin Xi, combinar la música con cada movimiento animal.

Primer seminario de Wuqinxi en España con Yu Dinghai. Año 2005.

Primer seminario de Wu Qin Xi en España con Yu Dinghai. Año 2005.

 

     Cada figura, combinada con la música específica de la tabla, proporciona la energía y el alma de cada animal representado. Igualmente, la música ayuda a memorizar cada uno de los ejercicios.

     Wu Qin Xi renovado ha sido diseñado principalmente para personas adultas, pero puede también resultar una práctica muy adecuada y divertida para los niños, siempre menos cohibidos y más familiarizados con los juegos de imitación de los animales.

     La práctica sirve así para enriquecer su imaginación y desarrollar su inteligencia, ayudándoles a crecer física y mentalmente. Durante la práctica, la música mejora y eleva el ánimo de las personas convalecientes.

     Wu Qin Xi es una tabla que exige cierto grado de esfuerzo, sin embargo, la tabla puede ser dividida en partes para facilitar su práctica; así, es posible practicar la tabla completa, escoger un grupo de ejercicios, o elegir un ejercicio en particular para realizarlo aislado.

     Wu Qin Xi tiene efectos positivos sobre el apetito y mejora muchos problemas digestivos. Después de practicar es normal sentirse hambriento o sediento. No es conveniente, sin embargo, practicar con hambre, excitados o con preocupaciones, pues siendo así, la práctica no será satisfactoria. Si se tienen dudas acerca de la práctica de  Wu Qin Xi, o si podría ser contraproducente en algún caso concreto, se recomienda siempre consultar previamente con un medico. Finalmente, hay que recordar que solo mediante la práctica continuada se pueden obtener resultados duraderos.

 

Puntos Clave de la Práctica del Wu Qin Xi.

 

El Cuerpo.

     Los sabios antiguos sostenían: “mientras nos ejercitamos, si la postura del cuerpo no es correcta, la respiración, la mente y el espíritu del practicante estarán dispersos”.

     Antes de comenzar a practicar, el cuerpo debe mantenerse con una postura natural, con la cabeza y la espalda alineadas, el pecho ligeramente hundido, los hombros caídos y los músculos relajados. Al mismo tiempo, la mente y la respiración se regulan sobre la zona Dantian, situada en el abdomen inferior por debajo del ombligo.

     Para evitar dolor en las piernas durante o después de la práctica, adecuar siempre el grado de flexión de las rodillas en aquellos ejercicios que incluyan flexión de piernas. Esto es especialmente importante en las personas mayores, débiles o convalecientes. Durante la práctica, cada juego animal debe imitarse de manera fidedigna, siguiendo las pautas que marca cada ejercicio.

El Espíritu o Ánimo.

     Un requisito importante del espíritu o ánimo durante los ejercicios es la integración de éstos con los ejercicios físicos. Durante la práctica, el espíritu es la clave y soporte de los movimientos. Diferente de otras prácticas físicas, el ánimo en Wu Qin Xi se mantiene alegre y entretenido mientras nos recreamos en la imitación de cada expresión animal, lo que a su vez ayuda a elevar el espíritu de los practicantes.

     Si se imita el tigre, su temperamento bravo y salvaje debe ser representado en la actitud interior y en el ademán exterior. Si se imita el ciervo, imbuirse en el paso rápido, enérgico y simpático del animal.

     Cuando se imita el oso, representar el paso y expresiones pesadas del oso mientras camina por el bosque.

     Durante el juego del simio, imaginar y representar los movimientos ágiles del animal recogiendo fruta entre los árboles o estirándose sobre sus patas traseras para otear el horizonte.

     La grulla es un animal elegante que suele estirar con frecuencia sus alas, patas y cuello. Cuando se representa este animal, mostrar porte elegante estirando el cuello y las extremidades. Representar cada animal con la fuerza, velocidad y exactitud requeridas, sin rigidez o pereza.

La Mente.

     El libro clásico Canon de Medicina del Emperador Amarillo contiene la siguiente advertencia: “El corazón (espíritu, shen o mente) es el comandante de los órganos internos. De modo que cualquier perturbación en el corazón (pericardio) causará disturbios en los órganos”.

     La actividad mental general y los sucesos que logran afectarnos emocionalmente, afectan de modo negativo la circulación energética Qi normal en los órganos. Los ejercicios contenidos en Wu Qin Xi deben, pues, servir de alivio a la actividad mental más preocupada, con frecuencia, en la resolución de los contratiempos cotidianos, que en preservar su propia salud y la del cuerpo físico.

     Para conseguir abstraer la mente de la influencia de los acontecimientos del mundo exterior, antes de comenzar los ejercicios, cuatro reglas deben ser tenidas en cuenta:

     1. Equilibrar el cuerpo, abandonándolo sobre el suelo, mientras la mente se sitúa en Dantian (cuatro dedos por debajo del ombligo, en la línea central anterior del cuerpo) y los ojos se entrecierran.

     2. Equilibrar la respiración, haciéndola fluida, sin pausas, tomando aire en abundancia y exhalando las toxinas sin forzar la musculatura pectoral.

     3. Equilibrar la mente, no escuchando los pensamientos que surgen involuntariamente, centrándose únicamente en el momento presente y en guiar y observar internamente el proceso respiratorio y las sensaciones corporales asociadas a él.

     4. Equilibrar el ánimo, que significa sentirse bien consigo mismo, como un tigre en lo alto de la montaña observando, seguro, sus dominios. Feliz como un ciervo que choca su cornamenta con otros miembros de su manada al encontrarse. Tranquilo y sereno como el oso que permanece porque conoce su verdadera destreza y fuerza interior, pero no la manifiesta siempre ni hace gala de ella. Hábil y despierto como el mono que, atento a los regalos de la naturaleza, los tiene al alcance de su brazo y los toma. Flexible como una grulla que conoce el secreto de la longevidad.

La Respiración.

     La respiración forzada y la hiperventilación son contraproducentes y pueden causarnos molestias. La respiración durante la práctica de Wu Qin Xi debe adaptarse a la intensidad del ejercicio físico concreto y también a la propia condición física, no forzando la inspiración o la espiración hasta el punto de encontrarse incómodos o mareados.

     La mayoría de los movimientos que componen los ejercicios están diseñados para ser coordinados, de forma lógica, con la inspiración o la espiración. Escuchar el cuerpo para averiguar en qué momento se debe inspirar o exhalar durante los ejercicios más largos y complejos.

     Antiguamente, los sabios enseñaban que la respiración debía comenzar en los talones de los pies para continuar llenando todo el cuerpo. Esto no significa forzar la respiración, sino respirar profundamente movilizando el diafragma y el abdomen.

     Los principiantes, más ocupados al principio en aprender y asimilar la técnica, abandonarán su respiración de modo que el ejercicio guíe su curso de manera natural. Por el contrario, los estudiantes avanzados procurarán olvidarse de los movimientos físicos y de la técnica, previamente asimilada, para centrarse en la respiración practicando a la inversa, es decir, dejando que su respiración, regulada, serena y fluida, guíe sus movimientos.

Proceder paso a paso.

     Wu Qin Xi contiene diez ejercicios, la mayoría de ellos fáciles de aprender y de practicar. La meta final de la práctica de Wu Qin Xi es integrar los elementos físicos, respiratorios, mentales y de coordinación que componen la tabla en una única danza.

     En realidad, la práctica de Wu Qin Xi debe abordarse como un único ejercicio de principio a fin de la tabla, sin interrupciones, pues no existen lapsus o paradas entre los pasos de cada ejercicio y tampoco entre los ejercicios mismos.

     Conseguir esto no es fácil al principio, por eso se debe proceder paso a paso, practicando primero y asimilando por separado cada elemento que compone un ejercicio, para integrarlo después a otros movimientos o pasos hasta completar cada juego animal.

     Las personas con dificultades de algún tipo deben proceder con moderación en todos los casos y escuchar siempre el cuerpo durante la práctica de los ejercicios. Esto les dará siempre la pauta correcta del esfuerzo e intensidad para cada paso o movimiento a realizar.

Adaptar los ejercicios a la condición personal.

     Para la práctica de Wu Qin Xi se debe tener siempre en cuenta la condición y constitución corporal propias. Esto es importante sobre todo en las personas de mediana edad y entre los mayores, así como para las personas con la salud debilitada y para las enfermas o convalecientes.

     La velocidad de los movimientos, el rango de apertura de los miembros, la frecuencia y duración de la práctica, debe ser adaptada siempre a cada persona.

     Por lo general, un tipo de intensidad de trabajo que permita sentirnos cómodos y no demasiado cansados al finalizar es la ideal para la práctica; sin dejar que el esfuerzo excesivo llegue a provocar molestias posteriores que puedan interferir en nuestra vida cotidiana.

     Practicar imprudentemente o en exceso podría provocar algún tipo de lesión, y ésta no es la filosofía ni la finalidad de Wu Qin Xi.

Wu Qin Xi Moderno. DVD Forma Completa.

 

©Miguel Martín – Texto y fotos.

 

Aquí estoy con Yu Dinghai, creador de Wuqinxi renovado de CHQA y mi entrenador personal de la forma, practicando Wuqinxi en Pontevedra en 2004.

Aquí estoy con Yu Dinghai, creador de Wuqinxi renovado, entrenando Wu Qin Xi en Pontevedra en el año 2004.

error: Content is protected !!
chi Kung Wuqinxi secuencia portada

Descarga ahora

tu guía Qi Gong PDF de la forma Wuqinxi.

Gratis!

SÍ, quiero mi Qigong-PDF de 29 páginas a todo color y estar informado puntualmente de las actividades y formaciones de Qi Gong y Daoyin.

El PDF iniciará su descarga al cubrir datos y aceptar la suscripción. Gracias!